Ir al contenido principal

13 tendencias de la industria musical en 2019



  1. El aumento en el uso compartido de vehículos y los vehículos autónomos está transformando la estrategia de marketing de las grandes compañías de música, que históricamente habían delegado la mayor parte de su presupuesto de marketing a la promoción en radio tradicional, que generaba no generaba datos sobre el usuario.
  2. La música está ocupando un lugar central como un motor de crecimiento en la adopción masiva de los altavoces inteligentes, pero las compañías de música aún tienen desafíos importantes con respecto a la optimización en el descubrimiento de música, los metadatos, el contexto...
  3. Tencent Music, el gigante chino de servicios de transmisión de música, publicó recientemente que obtiene más del 70% de sus ingresos no por la mera transmisión de audio, sino por "servicios de entretenimiento social", como la inclusión de música en aplicaciones.
  4. Music Business + Fitness: nuevos acuerdos entre empresas de la industria musical y compañías del sector fitness, abriendo para los artistas flujos de ingresos diversificados mediante streaming, relacionados con el contexto de escucha, al tiempo que señala la evolución de las empresas de fitness como marcas multimedia y multiservicio de pleno derecho.
  5. Las aplicaciones blockchain en la industria musical aún son minoritarias. Uno de los potenciales mayores puntos de venta de esta tecnología, los smart contracts, puede que aún no estén listos para afrontar las complejidades legales de la regulación de los derechos de autor.
  6. La realidad virtual en la música también está sobrevalorada: a pesar de una mayor inversión, incluso las startups más grandes y/o antiguas dentro de este ecosistema  aún no han cumplido con los ingresos y el alcance que las compañías de música desean.
  7. Varios artistas y sellos crearon o compraron compañías de medios, pasando a obtener el mayor control sobre sus narrativas y relato artístico. Igualmente, varias marcas como United y W Hotels lanzaron sus propios discos este año, uniéndose al camino emprendido, entre otros, por Red Bull y Starbucks.
  8. Desde ofertas directas de artistas, a espectáculos exclusivos, Spotify intentó (con resultados desiguales) integrarse verticalmente este año en la industria, utilizando la estrategia 360º de acumulación de servicios all in one. Igualmente, con la contratación de Dawn Ostroff como Directora de Contenidos, la plataforma de streaming da un paso más para convertirse en una plataforma de contenidos multimedia.
  9. Los festivales están tratando de alinearse con la cultura del streaming, tanto en los modelos de negocio (por ejemplo, el Live Nation's Festival Passport) como en los mensajes lanzados al usuario (la posibilidad de entrar al azar en cualquier recinto a modo de "descubrimiento semanal")
  10. Inspiradas en el sampleo de música, muchas startups construyeron este año herramientas y nuevos nichos de mercado que desglosan las canciones en voces/instrumentales aislados (steams) y loops, lo que permite a los usuarios participar en la cultura del remix con sus temas preferidos.
  11. Music Business + Sports: nuevas colaboraciones entre el mundo de la música y los deportes: desde el nuevo sello de esports de Universal Music hasta inversiones de magnates de la música como Drake y Scooter Braun en ligas de deportes virtuales.
  12. En una economía musical basada ya en su gran mayoría en los retornos por streaming, en la que las plataformas tecnológicas ejercen una influencia significativa en los hábitos de escucha cotidianos de las personas, los críticos musicales luchan continuamente por su sostenibilidad financiera y relevancia cultural.
  13. El video en formato corto permanece como un modelo de negocio inestable. Tanto Musical.ly como Vine no lograron encontrar un modelo sostenible, viéndose abocados al cierre. 

Comentarios