Ir al contenido principal

8M & Música - Mujeres y música electrónica: it's different for girls

En 2018, las productoras y DJs han sido posiblemente más visibles que nunca. Desde 2016, Seattle es la ciudad de acogida del TUFFest, un festival dedicado exclusivamente a músicas femeninas, identificadas con mujeres, no binarias y trans-electrónicas. Igualmente, colectivos como Brooklyn's Discwoman y Female: Pressure están haciendo un importante trabajo para mostrar la creatividad de mujeres, trans y las genderqueer DJs en clubes de todo el mundo. Y en el lado de los fanáticos, iniciativas como HerForest de Electric Forest y Women's Safe Space de Shambhala están trabajando para fomentar un sentimiento de comunidad y seguridad entre las asistentes a los festivales.

No obstante, cuando se trata de igualdad de género, la música electrónica aún tiene un largo camino por recorrer. La lista Forbes de los DJs mejor pagados de 2018 fue masculina y no incluyó a ninguna mujer entre los 25 artistas más importantes del género. Sin embargo, cuando más underground es la escena electrónica más productoras talentosas escriben y realizan su propio trabajo: Cooly G, Ikonika, Cassy Britton, Kim Ann Foxman, Maya Jane Coles, Kate Simko... (por cierto, SoundCloud se posiciona como la herramienta preferida para esta escena femenina).






Desde 2013 el colectivo anteriormente citado, Female: Pressure, inició su encuesta FACTS para abordar y cuantificar el déficit en igualdad de oportunidades y visibilidad para las artistas femeninas en la escena de la música electrónica. El resultado de la primera encuesta FACTS de 2013 indicó que apenas el 10% de los artistas que figuraban en las formaciones de festivales de todo el mundo eran mujeres, y abrió un debate internacional sobre el estado de la cuestión dentro de la música electrónica. En su último informe de 2017 (disponible aquí), las cifras aumentaron ligeramente hasta un 15% de los festivales con presencia femenina, por un 78% de presencia masculina y un 7% de presencia mixta.


Por países, Canadá y Austria encabezan la presencia femenina en los festivales de música electrónica, mientras que Japón y México ostentan un porcentaje menor al 10% sobre el total.



Con todo ello, desde Music & Business® aspiramos a que la mayor presencia de profesionales femeninas se vea también reflejada en otros sectores de la industria musical, el sector artístico y la sociedad en su conjunto.

Comentarios