Ir al contenido principal

Industria Musical + COVID-19: estado de la cuestión

[Desde Music&Business® nos proponemos recopilar lo que está sucediendo a nivel nacional e internacional dentro del negocio de la música. Iremos actualizando nuestras entradas en los próximos días con todas las novedades que se vayan sucediendo.]

La actual crisis del COVID-19 ha supuesto para todos los sectores un cambio de escenario inimaginable hace tan solo unas semanas. La industria de la música internacional, también la de España, con sus características específicas en cuanto a sus condiciones laborales, económicas y de gran inestabilidad empresarial como sector en sí mismo, ve agravada ahora de forma difícilmente cuantificable aún su situación con la repentina cancelación de giras, conciertos, festivales, presentaciones y campañas promocionales. Los próximos meses nos descubrirán las verdaderas consecuencias de todo ello. 

En este contexto, son muchos los que han comenzado a lanzar alternativas que, no siendo sustitutivas, pudiesen ofrecer algún tipo de viabilidad (económica y en capital de atención), favoreciesen cierto movimiento y actividad frente al parón generalizado y ofreciesen opciones a los que así lo consideraban necesario. 

Conciertos en streaming: ¿una buena idea?
El pasado jueves 12 de marzo a última hora del día y tras varias conversaciones a lo largo del día con artistas, bandas, profesionales de la industria etc. desde Music&Business® decidíamos lanzar una propuesta que nos parecía necesaria ante la situación que estábamos comenzando a ver: bajo el nombre de #livesessionsMB pretendíamos facilitar la emisión de contenidos musicales a través de nuestros canales en YouTube, Facebook e Instagram. El funcionamiento sería sencillo: capturaríamos la emisión original de la banda/artista en origen y la replicaríamos en nuestros canales en una emisión en directo de no más de 30 minutos. Todo ello con fecha de inicio prevista para este sábado 21 de marzo. Creíamos que el valor añadido que podíamos aportar en esta iniciativa venía por dos vías:

  1. Además del soporte técnico necesario, abriríamos una vía de monetización de ese contenido a través de micropagos a una cuenta en PayPal habilitada a tal efecto. Desde Music&Business® nos comprometíamos a su vez a realizar la transferencia monetaria con la cantidad recaudada al beneficiario en 48h hábiles.
  1. Realizaríamos un informe detallado con los datos recabados sobre la audiencia (perfil, procedencia, tiempos de conexión, etc.) que también suministraríamos a la banda/artista en un plazo no superior a 7 días.
No hemos tenido el éxito que esperábamos. Lo que creíamos una buena idea de base supuso peticiones de información por parte de muchas agencias y profesionales, pero en pocas ocasiones ese interés ha acabado concretándose. El SXSW nos ha contactado esta misma semana para poder coordinar y hostear un evento Sounds From Spain desde nuestros canales. Aún hoy seguimos intentando coordinar esta acción junto a ICEX y su Departamento de Industrias Culturales; Cherie Hu nos incluyó como la única iniciativa de este tipo en España en un documento publicado el 13 de marzo (como documento vivo, ha ido incluyendo más iniciativas a posteriori). Curiosamente, nuestra iniciativa ha tenido un recorrido mucho más importante y mayor repercusión a nivel internacional que a nivel estatal. 
Pronto nos dimos cuenta del posible motivo de esta falta de engagement de la iniciativa: simplemente había otros formatos que se adaptaban mejor a esta situación. El mismo viernes 13 de marzo se publicaron dos iniciativas en paralelo bajo formato festival que han logrado la relevancia merecida. Por un lado, el Cuarentena Fest proponía unir a más de 50 bandas del entorno indie a través de un line up coordinado que permite acceder a todos los directos en distintos horarios. Estos microconciertos han comenzado ya a emitirse -desde los canales propios de cada banda en Instagram- el 16 de marzo, extendiéndose hasta el próximo 27 de marzo. Posteriormente, también han incluido la posibilidad de seguirlos a través de su canal de YouTube. En paralelo, desde su Tumblr dan la posibilidad además de realizar donaciones vía PayPal, que serán repartidas equitativamente entre todas las bandas participantes.
Por otro lado, surgía el #Yomequedoencasa Festival -gracias al trabajo excepcional de Franchejo Blázquez y su equipo, con apoyo de Warner Music. Con un perfil estilístico más transversal, las bandas y artistas que formaban parte de la primera edición comenzaban a emitir coordinadamente en directo desde el mismo viernes 13 de marzo a través igualmente de los perfiles propios de Instagram. Tras el éxito de su primera edición el pasado fin de semana, los organizadores han propuesto una segunda edición con una nueva batería de artistas para el fin de semana del 20, 21 y 22 de marzo. 

Siguiendo el mismo modelo de los dos anteriores, han surgido después muchísimas iniciativas similares tanto en España como en el resto del mundo (1): #SonEGLiveSonocasa Fest; Mantita Fest; Campeche Fest; Streaming Festival; Streaming Rock Festival#Quédateencasa Festival; Stayathome Festival; Online Fest UHM... Todos ellos ofrecen microconciertos de distintos artistas y bandas en un contexto de "festival digital" coordinado. 

Recopilando todas las características comunes podríamos determinar ciertos puntos objeto de análisis:
  1. La comunicación y la difusión juegan un papel fundamental. En los casos de Cuarentena Fest y el #Yomequedoencasa Festival la comunicación online y offline se ha trabajado coordinadamente, con una clara estrategia de base sustentada en la presencia activa y constante y la generación de conversación a través -fundamentalmente- de Twitter e Instagram. El hecho de que las propias bandas participantes hiciesen de prescriptores y el timing elegido (viernes a primera hora de la mañana) para publicar las informaciones posibilitó una expansión casi viral de ambas propuestas, que favoreció su posicionamiento como iniciativas pioneras ante medios y seguidores.
  2. La inmediatez en la puesta en marcha de ambas propuestas facilitaba que la gente se enganchase a ello, en un momento en el que todos estábamos hambrientos de contenidos, a la expectativa de poder cubrir nuestros tiempos muertos durante la estancia obligada en casa. El hecho de no esperar hasta 9 días para poner en marcha la iniciativa (como en el caso de #livesessionsMB) supuso un total acierto.
  3. El hecho económico era, en ese preciso momento, secundario. A pesar de lo que nosotros percibíamos en nuestras conversaciones, la merma económica evidente en los potenciales ingresos de los músicos y bandas en los próximos meses no constituía el elemento fundamental sobre el que pivotar una propuesta online. El engagement con su comunidad, formar parte de un evento de relevancia, mantenerse activo... tenía una tracción superior respecto al aspecto económico en sí mismo.
  4. Los canales propios de cada banda o artista funcionan como cadena de transmisión directa, sin necesidad de canales específicos de terceros puestos a disposición de sus emisiones. Instagram se ha convertido indiscutiblemente en el canal de referencia para este tipo de actividades; Facebook funciona mejor para determinados perfiles. En ambos casos, la comunicación artista --> audiencia se da de forma directa, sin mediación, facilitando la conversación, las reacciones, etc.
  5. En general, el contexto de la música indie es capaz de generar respuestas unitarias, más rápidas y más coordinadas que el resto de estilos. El DIY está integrado en el ADN de los profesionales que se mueven en este tipo de circuitos, en contraposición a la música clásica*, el jazz, rock etc. La música folk / músicas del mundo han demostrado, aunque en menor medida, esta capacidad de auto-organización que permite lanzar propuestas en un corto espacio de tiempo. [*recomendamos seguir a Antonio Moral, Director del Festival Internacional de Música y Danza de Granada para consultar toda la información actualizada alrededor de las medidas tomadas por orquestas y organismos de este ámbito]
  6. Relacionado con el punto anterior, el hecho de que puedan ofrecerse contenidos con un músico en solitario sin perder la esencia de la propuesta (cantante principal de una banda; solistas, cantautores, etc.) facilita este tipo de iniciativas. Como también hemos percibido, esto deja fuera a priori a aquellas propuestas que se basan en una propuesta única como banda sin posibilidad de formatos alternativos (aunque sí se han ido proponiendo otro tipo de formatos de grabación: vídeos editados, falsos directos, etc.)  
En paralelo a estas reflexiones, son muchos los artistas y bandas que han tomado la decisión de realizar estos actividades Live de forma particular desde sus propios canales, al margen de eventos coordinados. La heterogeneidad de estilos, bandas y públicos hace imposible establecer un patrón de funcionamiento común a todos ellos. Si acaso, ejemplos como el del directo ofrecido por el acordeonista francés Aurélien Claranbaux, con más de 600 personas en línea y aportaciones a su cuenta de PayPal por valor de 988€ (cifras muy similares al fee de cualquier show en vivo del artista) nos hacen pensar que la fórmula de "taquilla inversa" propuesta en las #livesessionsMB podría ser una herramienta válida de monetización.


De forma similar, tres compañeros de piso, miembros de las bandas catalanas Doctor Prats y Búhos (Rai Benet, Klaus y Guillem Boltó), han superado ya las 250.000 reproducciones en sus canales de Instagram y han logrado una amplia difusión en medios tradicionales con temas de creación propia y colaboraciones virtuales en vivo. Por su parte, John Legend ha conseguido que hasta 114.000 personas se enganchasen a su directo vía IG Live, con un total de +2.8MM de visualizaciones totales hasta el momento.
Los profesionales de la radio y la comunicación también han desarrollado iniciativas de difusión y colaboración en directo a través de conexiones compartidas vía Instagram Live (Virginia Díaz o Julio Ródenas, de Radio 3 son dos buenos ejemplos) o podcasts generados ad hoc para la ocasión, como este de Jorge Orbón.

Vida más allá del streaming 

No todos han apostado directamente por el streaming. Ante el contexto actual -con una cierta sobresaturación de oferta de contenidos por esta vía (como bien indicaba ayer Laura Piñero)- artistas, marcas y promotoras han comenzado a explorar vías alternativas de apoyo y difusión:
  • Iván Ferreiro indicaba vía Twitter que este era un buen momento para acercarse al enorme trabajo detrás de cualquier grabación de estudio. "Hay mucho esfuerzo en las grabaciones y creo que es un buen momento para disfrutar las obras tal y como fueron concebidas. Discos grabados con amor por muchas personas. Músicos y técnicos."
  • Live Nation, por su parte, ha apostado por una estrategia de concienciación a través del hashtag #savethesummer, con una intención clara de contención ante las posibles cancelaciones en los próximos meses.
  • Bandcamp ha anunciado que el % de comisión por servicio que habitualmente cobra a sus usuarios por cada venta (15% digital - 10& merch) será eliminado durante 24h este viernes 20 de marzo, y los artistas percibirán íntegramente las cantidades recaudadas a través de esta plataforma.

Consecuencias económicas (y legales) de estas iniciativas
Una de las principales consecuencias que algunos expertos, como la propia Cherie Hu o Jack Appleby, ya están poniendo encima de la mesa durante estos primeros días habla de necesidad de que los contenidos que se ofrecen vía streaming estén trabajados de una forma diferente. Así, si los artistas y las bandas se plantean estos shows en directo como una verdadera alternativa a los conciertos en directo (y por tanto quieren realizar tantas actividades online como lo hubieran hecho en persona) deberían comenzar a considerar que el contenido de cada transmisión tendría que cambiar con el tiempo: distintos repertorios y formatos; mostrar procesos de composición, producción, grabación; entablar conversaciones con los usuarios más allá de la propia música, etc. Esto será absolutamente vital para los músicos que esperen mantener su audiencia en el tiempo durante el periodo de cuarentena. Debemos tener en cuenta que, en líneas generales, la mayoría de bandas y artistas está pasando de una gira o conjunto de conciertos (donde el público te ve normalmente en persona una sola vez) a  ofrecer contenido digital que necesita de episodios y capítulos diferentes, por cuanto tu audiencia potencial ahora es siempre la misma (y, además, compitiendo en el intento de captar la atención contra Netflix y el resto de oferta online.)

De igual manera, el modelo de negocio basado en el el streaming sigue estando en cuestión. Los usuarios no están acostumbrados a pagar por las conexiones Live y muchos de estos conciertos dependen económicamente únicamente de las donaciones vía PayPal, Twitch, etc. Este modelo es insostenible a día de hoy, más allá de la eventualidad que ahora nos ocupa. La realidad es que la gran mayoría de los artistas, así como los trabajadores de la industria,  no recuperarán sus pérdidas solo a través del streaming de conciertos actual, a menos que esto suponga un compromiso más a largo plazo con estos entornos tecnológicos.

Los aspectos legales derivados de este nuevo formato masivo de difusión musical han sido analizados también por la firma española
Sympathy for the Lawyer, que ha publicado en Expansión un interesante artículo en el que explican las distintas aristas legales que condicionan o podrían llegar a condicionar los conciertos vía streaming: contratos entre discográficas y bandas, restricciones para la difusión, onerosidad VS gratuidad del contenido, etc.

En definitiva, desde Music&Business® creemos que en este contexto nos encontramos en una situación de excepcionalidad que irremediablemente nos llevará a un nuevo paradigma dentro de la generación, la difusión y la monetización de contenidos musicales en los próximos años.

Marcos García
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - 
Actualización (20/03/2020)
  • Algunos festivales de música cancelados o demorados han pivotado su modelo y comienzan a ofrecer servicios de radio y podcasting. El Ultra Music Festival de Miami, uno de los primeros afectados por esta crisis, ha creado un "festival virtual de radio" a través de la plataforma SiriusXM, que se celebra entre el 20 y el 23 de marzo. El acceso  a su canal y el resto de la plataforma será gratuito y preferente para aquellos fans que hubiese adquirido entrada para esta edición.
  • Dentro del sector de los videojuegos online también se están abriendo opciones para la industria musical. Desde Minecraft se celebrará el festival online SECOND AETHER los próximos 28 y 29 de marzo; Sansar, espacio virtual heredero de Second Life (y creado por la misma empresa) planea ofrecer eventos musicales en las próximas semanas y ha publicado una guía que facilita la creación de los mismos.
  • Se amplía la oferta de festivales vía streaming en España: #Canciónadomicilio Festival Online; Mi Casa es Mi Escenario; All You Need Is Love Festival
  • Sobre la medida de BandCamp de no cobrar comisión por venta en su plataforma durante el día de hoy: "The fastest, most direct way to support artists and industry workers is to buy their products or make a donation through channels 1) that they own, 2) that take little to no revenue share from them and 3) that can be deposited into their bank accounts more or less immediately (...) if an artist faces $10K in tour losses to re-earn that from streaming they'd need ~2M–5M streams *on top* of their existing activity, and might not get paid for a few months to earn that from a $10 album on Bandcamp they'd need ~1,000 people to buy, and can get that $ tomorrow"
  • En EE.UU. The Grammys Recording Academy y MusiCares han habilitado un fondo de compensación de 2 millones de dólares que ofrecerá hasta $1,000 a cada profesional de la industria musical que acredite necesidades de asistencia básica; Sound Royalties dedicará 20 millones de dólares a ofrecer adelantos gratuitos de hasta $25,000 por royalties a los artistas, sin convertirse en propietarios de su obra; TuneCore, Amuse y CDBaby también están ofreciendo este tipo de adelantos. Songtradr elimina su comisión de servicio por licencia hasta el 18 de abril.
Actualización (22/03/2020)
Actualización (23/03/2020)
Actualización (24/03/2020)
Actualización (27/03/2020)
______________________________________

(1) DIRECTORIO DE EVENTOS LIVE DENTRO DE LA INDUSTRIA MUSICAL:

Comentarios